Canales:

Error usar el sobredimensionamiento para generar más negocio: Tripp Lite

 

“Porque ganar un nuevo cliente depende en buena medida del éxito de los proyectos anteriores y ello representa la mejor carta de presentación; es fundamental que los distribuidores se conviertan en el consultor de confianza de los consumidores TIC´s” explica Arturo González, Ingeniero de Ventas de Tripp Lite.

Para lograrlo es imprescindible que no sobredimensionen los proyectos de sus clientes, ni por desconocimiento y mucho menos para inflar el presupuesto, sólo por vender más.

Uno de los principales errores que se cometen al sobredimensionar los proyectos, es vender sistemas UPS escalables y/o con capacidades mayores a las que realmente se requieren, o exagerar la capacidad de las soluciones redundantes, asegura González “Hemos detectado que el 95% de las veces los usuarios terminan pagando por soluciones que no necesitaban, y por supuesto esto afecta la credibilidad y la lealtad hacia el consultor”.

Algunos consultores tienden a duplicar la capacidad de energía de las soluciones de protección y respaldo de energía durante los proyectos a fin de calcular el crecimiento estimado que proyecta el cliente; sin embargo las estadísticas indican que la capacidad de energía real que se requiere, rara vez se incrementa más del 25% con respecto a la vida útil del sistema UPS.
Para dimensionar de manera adecuada un proyecto, es imprescindible saber el modelo exacto de los dispositivos que se van a proteger y respaldar, ya sean servidores, routers, firewall y sistemas de seguridad entre otros, a fin de calcular el consumo específico de la fuente de poder de cada uno de ellos.

De acuerdo a González es recomendable dimensionar la carga de energía del sistema UPS a un 70% de su capacidad a fin de generar más eficiencia, generar menos calor en el centro de datos o en el cuarto del servidor, y designar el 30% de la capacidad restante a cargas imprevistas.

Es importante dimensionar de manera adecuada el tiempo de respaldo de energía del centro de datos o el cuarto de servidor, dependiendo de los equipos críticos y la calidad de energía que se reciba en las instalaciones.
Se sugiere implementar de 10 a 15 minutos de respaldo de energía por si ocurre alguna contingencia con la planta de emergencia, o planear autonomías extendidas en base a la aplicación específica mediante el uso de bancos externos de baterías, en caso de no contar con dicha planta.
Cabe destacar que el monitoreo y control remoto de los sistemas UPS, a través de la tarjeta de red o sistemas de administración y monitoreo como el Power Alert de Tripp Lite, permite a los administradores vigilar el voltaje del UPS, el estado de la batería, cambios en temperatura, de humedad, alarmas de incendio del site, entre otros datos importantes que permiten responder de manera inmediata ante cualquier contingencia.

En este sentido, los administradores pueden apagar o prender a distancia, de manera manual o programada, los bancos de contactos del UPS durante un apagón para suministrar el tiempo de respaldo de energía proveniente de la batería, únicamente a los dispositivos de misión crítica y/o para apagar de manera correcta los servidores o dispositivo, antes de que se termine el tiempo de respaldo, para evitar que se corrompan o dañen los archivos en caso de un apagón prolongado o de que falle la planta de energía.

“Es fundamental dimensionar de manera adecuada cada proyecto y para ello, además de proporcionar a nuestros socios distribuidores la capacitación especializada de cada una de nuestras soluciones, también los asesoramos desde el planteamiento del proyecto hasta su implementación” indica González.

Para ello, en Tripp Lite contamos con un portafolio completo de soluciones para el centro de datos, así como con Micro Centros de Datos, con infraestructura de TI pre-configurada o personalizada, que representan para el canal una ventaja competitiva.