Empresarial:

Aumento en la venta directa al cliente cambia el futuro de los centros de distribución por Covid19: Manhattan Associates

 

Uno de los principales desafíos para los centros de distribución derivados de la crisis del Covid19 para los próximos tres años son enfocar el desarrollo de su capacidad en términos de agilidad y capacidad de respuesta, así como la incorporación de tecnologías de automatización debido al incremento en los volúmenes de servicio.

De acuerdo con una investigación realizada por la consultora ARC Advisory Group, presentada en el marco del evento anual de Manhattan Associates, Exchange Latam 2020, el 70% de los encargados de la gestión de almacenes, estima que habrá un incremento en las compras directas de los consumidores a los centros de distribución sin necesidad de un intermediario como lo son las tiendas comerciales o establecimientos para elegir un producto, principalmente por el aumento de venta por ecommerce; el 58% de los retailers o tiendas minoristas opina de la misma manera, lo que supone que el servicio al cliente directo continuará en franco crecimiento.

“Con estos resultados estamos viendo un cambio interesante, esperábamos que en los primeros lugares estuvieran los minoristas, productores y mayoristas como los principales canales a surtir para cumplir con la demanda en la venta al consumidor, pero por el contrario hay una tendencia para atender solicitudes directamente a los clientes. Esto sin duda transformará la manera en la que se están gestionando los almacenes”, señaló Client Reiser, Director de Investigación de Cadena de Suministro de ARC Advisory Group.

El 71% de los encuestados reconoció que actualmente utiliza un sistema de gestión de almacenes para manejar por lotes u olas de mercancías la logística de entrega de productos, y sólo el 29% no lo hace, aunque esto podría cambiar de manera acelerada en los próximos meses porque a medida que vayan creciendo necesitarán soluciones más efectivas para el control de su logística y respuesta a sus clientes.

Desde su perspectiva, Javier Robles, Regional Account Manager para América Latina Norte de Manhattan Associates, agregó que aunque la atención de venta directa al cliente es muy utilizado en los almacenes, un WMS de Manhattan Associates puede ayudar a la gestión, no importa si existen olas o no dependiendo de la demanda.

“En general, los pedidos minoristas y mayoristas se ejecutan a través de olas, mientras que los pedidos en línea se realizan a través de procesos sin olas para garantizar que cumplan con los plazos de entrega prometidos. Al utilizar un WMS de Manhattan Associates el flujo de pedidos permite ambos a la vez, en una sola instalación, lo que hace que el almacén sea más eficiente, rentable y adaptable”, señaló Robles

Históricamente, los almacenes han estado diseñados como instalaciones de almacenamiento e implementación para grandes cantidades a granel y el cumplimiento de entregas por medio de olas, ya que es el modo más eficiente de procesar estos pedidos. Dado que los centros de distribución tradicionales no anticiparon completamente el volumen actual de los envíos de comercio electrónico, la industria hizo frente a esto mediante la creación de instalaciones secundarias o áreas exclusivas en el almacén principal. Estas áreas separadas tienen un costo adicional significativo a través de su equipo, inventario y trabajo redundante.

El crecimiento de las compras y el cumplimiento omnicanal derivado de la reciente pandemia, ha creado un nuevo desafío para que las empresas se acerquen más al cliente. Aunque hay quienes han invertido en su cadena de suministro para incluir nuevos centros de distribución y de esa manera acelerar el cumplimiento y reducir los costos de distribución al acercarse físicamente al cliente, para la mayoría de los minoristas, simplemente no es realista crear centros de comercio mayorista/minorista y de comercio electrónico separados en cada ubicación.

Para cualquier tipo de comercio, mayorista/minorista o electrónico, lo importante es unir el trabajo a lo que se le conoce como “flujo de pedidos” a través de una solución como WMS que ejecutará el cumplimiento de cualquier requerimiento de manera simultánea y con una visión realista del reto al que se enfrenta este sector, tan esencial para la era post-covid que ahora nos toca vivir.