Destacadas:

El gran reto de responder al aumento de demanda por extensión de cuarentena: Manhattan Associates

 

Ante la extensión del confinamiento para la mayoría de los estados de la República Mexicana y el aumento del uso en el comercio electrónico, Manhattan destaca los ítems a tener en cuenta para el correcto funcionamiento de la logística.A partir de este mes en México comenzó una nueva etapa dirigida a una “nueva normalidad” con la reactivación de actividades en ciertos sectores y zonas, especialmente en el centro de la República Mexicana, sin embargo, muchos otros deberán esperar hasta que el semáforo esté en verde y eso podría ser hasta septiembre.

Ante este panorama, se alarga el uso excesivo del comercio electrónico como el mejor aliado para adquirir todos los productos necesarios en confinamiento.Antes del brote de COVID-19, la industria minorista en todo el mundo estaba experimentando un período de grandes cambios y la pandemia del coronavirus aceleró este proceso. De acuerdo con análisis realizados por Manhattan Associates, el comercio electrónico, pre COVID-19, era el segmento minorista con más rápido crecimiento.

Ahora, se observa que este tipo de negocio, que atiende el cumplimiento de pedidos en línea en comercios y centros de distribución ha colapsado ante la demanda.Simplemente de 2009 a 2018 el valor del e-commerce en México ha mostrado un crecimiento promedio anual de 40.1%, de acuerdo con los últimos datos reportados de la Asociación de Internet, también se corroboró que 64.66 millones de mexicanos efectuó compras online durante 2019 y la expectativa para 2024 la cifra se elevaría a 81.4 millones.Según la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el impacto de Covid-19 en Venta Online a provocado que el 55% de los usuarios adquieran algún producto o servicio en línea y que 5 de cada 10 consumidores prevén gastar lo mismo o más dinero en ello.

“Estamos viendo un aumento acelerado en los nuevos métodos de cumplimiento online y físicos, especialmente los que reducen o eliminan las compras en los comercios”, señaló Oscar Valero, Director Senior de Manhattan Associates para América Latina.“El cambio del comercio electrónico ha sido explosivo. En Latinoamérica y en todos lados el resultado es el mismo. En el retail en general no hay ningún país que no haya multiplicado su volumen total de ventas por internet. Esto ha puesto mucho estrés en las compañías y en las cadenas de suministro; pocas estaban preparadas para estos volúmenes.

El gran desafío, y la gran oportunidad es cómo prepararse y ajustarse a la nueva normalidad para capitalizar y ayudar. Ayudar porque hay responsabilidad en supermercados o farmacias en cumplir y llevar la mercadería a la gente, a los clientes; entregar los pedidos de la manera más responsable posible al consumidor final”, agregó Valero.Como líder de la industria, Manhattan percibe que los minoristas ajustan la disponibilidad de su inventario y de recursos entre sus canales. Debido al aumento acelerado en la demanda de comercio electrónico, los minoristas ajustan su disponibilidad para que haya más inventario en sus tiendas online.

Con el cierre de los comercios físicos, varios de estos minoristas están incrementando sus pedidos en línea.Desde nuestra perspectiva, afirma Valero, “vemos un tema que muchos no tienen resuelto, especialmente en México. Desde lo básico, deben conectar sus inventarios. En supermercados o farmacias, muchos retailers no tienen los inventarios disponibles en tiempo real. Si bien los tienen centralizados en un punto de venta, los centralizan a efectos más bien financieros, no para usarlos para la venta. Esto hay que pensarlo más en los retailers esenciales: cómo conectar la información en tiempo real del inventario y hacerla disponible de manera responsable a los canales necesario”, detalló.

“He sufrido en persona por ejemplo la frustración de pasar 30 minutos llenando el carrito por Internet, ir al checkout y que haya cosas que no estén disponibles. Para qué mostrar el producto si no se lo tiene disponible. Lo que se hace es una promesa falsa, sin saber el inventario en tiempo real. Lo primero a recomendar es pensar en el inventario, el activo más preciado y cómo conectarlo y hacerlo disponible en tiempo real de la manera más inteligente”.

Ante esta extensión de la cuarentena en México, Manhattan destaca los ítems a tener en cuenta para el correcto funcionamiento de la logística:

Beneficios de tecnologías como la nube.

Los minoristas que aprovechan las soluciones en la nube pueden escalar sus sistemas más rápidamente en respuesta a los picos de demanda.

Aumento constante en la cantidad de automatización y robots.

Muchos comercios ya tienen automatización sofisticada y robots que operan para ellos, pero el COVID-19 seguramente será un catalizador para adoptar estos recursos.

Reposición efectiva de mercadería.

Los servicios de entrega se están movilizando, pero necesitan tener stock disponible.

Disponibilidad del inventario en tiempo real.

Analizar los datos para tener información fehaciente de la mercadería disponible en todo momento, no prometer lo que no se puede cumplir.