Transformación Digital:

Amazon Web Services anuncia la disponibilidad de AWS Outposts en México

 

Amazon Web Services anunció la disponibilidad de AWS Outposts en México, un servicio completamente administrado que amplía la infraestructura y servicios de AWS, APIs y herramientas a prácticamente cualquier centro de datos del cliente, espacio de co-ubicación o instalación local para lograr una verdadera experiencia híbrida estable. AWS Outposts es ideal para las cargas de trabajo que necesitan acceso de baja latencia en aplicaciones o sistemas locales, procesamiento o almacenamiento de datos en forma local.

Los clientes ahora pueden lanzar servicios como Amazon EC2, Amazon EBS, así como basados en contenedores, tales como Amazon ECS y Amazon EKS, servicios de bases de datos como Amazon RDS, y de análisis como Amazon EMR de manera local en sus AWS Outposts. Del mismo modo, ahora pueden conectarse con la amplia gama de servicios y herramientas disponibles en la región de AWS local, como Amazon DynamoDB, AWS CloudFormation, Amazon CloudWatch, AWS CloudTrail, Elastic BeanStalk, Cloud 9 entre otros, para ejecutar y administrar cargas de trabajo en AWS Outposts de la misma forma como lo hacen actualmente en la nube.

AWS Outposts ofrece una experiencia híbrida realmente consistente al brindar la misma infraestructura de hardware, servicios, APIs, administración y operaciones en las instalaciones que en la nube. Al contrario de otras soluciones híbridas que requieren el uso de APIs diferentes, actualizaciones manuales de software, adquirir software y soporte de terceros. AWS Outposts ofrece una experiencia de operaciones informáticas y desarrollo realmente consistente, tanto en entornos de la nube como a nivel local.

Los clientes cuentan con ciertas cargas de trabajo que probablemente tendrán que permanecer en las instalaciones durante varios años, así como sus aplicaciones sensibles a la latencia, las cuales deben permanecer muy cerca a los activos de las instalaciones. Entre los ejemplos de estos casos de uso se encuentran: el apoyo a los sistemas de control de los procesos de fabricación, la ejecución de aplicaciones robóticas en estrecha proximidad al equipo, el desarrollo de plataformas de comercio de valores con alta frecuencia o la prestación de servicios de virtualización de funciones de red (NFV) en telecomunicaciones. Estos clientes buscan la capacidad de ejecutar cómputo y almacenamiento de AWS en sus instalaciones, y también integrar fácilmente y sin problemas estas cargas de trabajo con el resto de sus aplicativos en la nube de AWS. Esta capacidad no ha sido posible hasta ahora porque las soluciones han carecido de las APIs, herramientas, hardware así mismo como la funcionalidad en las instalaciones y en la nube para ofrecer una experiencia híbrida verdaderamente estable.

AWS Outposts resuelve estos desafíos ofreciendo racks de cómputo y almacenamiento de AWS -el mismo hardware utilizado en los centros de datos públicos de la región de AWS- para llevar los servicios, infraestructura y modelos operativos de AWS a sus instalaciones. Con AWS Outposts los clientes pueden elegir entre una gama de instancias de cómputo, almacenamiento y gráficos optimizados de Amazon Elastic Compute Cloud (EC2), tanto con opciones de almacenamiento local como sin ellas, y opciones de volumen de Amazon Elastic Block Store (EBS). Los clientes pueden entonces ejecutar fácilmente una amplia gama de servicios de AWS a nivel local, incluyendo Amazon EC2, Amazon EBS, Amazon Elastic Container Service (ECS), Amazon Elastic Kubernetes Service (EKS), Amazon Relational Database Service (RDS), y Amazon Elastic MapReduce (EMR), así como pueden conectarse directamente a servicios regionales como los enlaces de Amazon Simple Storage Service (S3) o las tablas de Amazon DynamoDB a través de conexiones privadas. AWS entregará e instalará los racks a los clientes y se encargará de todo el mantenimiento, incluyendo la actualización automática y la aplicación de parches a la infraestructura y los servicios como parte de la conexión a una región de AWS, de modo que los desarrolladores y los profesionales de TI no tengan que preocuparse por la adquisición o el mantenimiento de los AWS Outposts.